¿Inmueble nuevo o usado?

Vivienda usada
Tienen ventajas en la relación costo/tamaño, además de la ubicación. En promedio, son más económicas y se encuentran generalmente en colonias ya establecidas. No obstante, son propiedades que presentan los problemas que se derivan del paso del tiempo de todo bien inmueble que tiene cierta antigüedad. Respecto a los precios, se estima que presentan niveles de hasta 30% por debajo de las nuevas y 35% más de espacio.

Se recomienda que la vivienda no tenga más de 20 años así como tomar en cuenta el tiempo y costo de remodelación en caso de que se desee. Es importante evaluar el estados estructural y físico del inmueble para considera ese gasto adicional a la compra.

Es esencial que el título de propiedad esté a nombre de la persona que está vendiendo en ese momento y el inmueble debidamente inscrito en el Registro Público de la Propiedad.

Son muchas las ventajas que nos ofrece una casa usada, sin embargo, debido a los avances en la construcción y las tendencias en cuanto a diseños y espacios, muchas personas se interesan y prefieren adquirir un bien nuevo.

Vivienda nueva
Una casa o departamento nuevo ofrecen una variedad de características en cuanto a modernidad, estilo innovador, eficiencia energética, todo es nuevo y moderno. Sin duda, valen el precio que pagamos, algunas vienen equipadas y hechas con nuevas tecnologías de construcción. Sin embargo, debemos considerar tamaños, acabados, equipamiento, estacionamientos, áreas comunes y ubicación, entre muchos otros aspectos.

Se recomienda examinar la zona o colonia, saber qué servicios ofrece, averiguar si hay proyectos planeados que pudieran construirse en el área o reemplazar servicios, como escuelas o caminos.

Una casa en un desarrollo nuevo nos ofrece también la relación con familias jóvenes, que en muchos de los casos es un factor de decisión para la compra, pensando en que, tanto nuestros hijos como nosotros disfrutaremos de una convivencia con gente de edades afines.

La asesoría no tiene costo
para el Cliente.